//Ventajas del software de obras en la nube respecto a un software tradicional

Ventajas del software de obras en la nube respecto a un software tradicional

El software de obras se ha convertido en un elemento esencial para la gestión de un proyecto. Los mejores paquetes de software son capaces de controlar las diferentes fases del proceso, desde la fase de presupuestos, hasta la fase de dirección de obra, ejecución del proyecto y seguimiento del mismo.

Sin duda, la utilización de un software de obras ha sido un elemento esencial para el control de los trabajos realizados, para la optimización de los recursos y para la gestión documental, con lo que las empresas más innovadoras utilizan de forma habitual estos programas.

La época actual está marcada por la irrupción de Internet en todos los ámbitos de la vida y la tecnología en la nube ha sido una consecuencia directa de ello. Este ha sido también el caso del software de obras en la nube, con el que se ha conseguido que las aplicaciones se ejecuten desde un servidor centralizado al que se accede vía Internet y al que los usuarios tienen acceso en función de los permisos que se les otorgan.

Una de las principales ventajas del software en la nube es la movilidad. Cualquier usuario puede acceder al proyecto en el que está trabajando con una simple conexión a Internet y sus claves personales. Con ello, con un simple Smartphone o una tableta, resulta posible gestionar el proyecto desde cualquier ubicación. Así, tareas como informar de forma inmediata sobre un problema, subir fotografías sobre el desarrollo de un trabajo o comprobar en directo el grado de ejecución del proyecto se convierten en parte del trabajo diario y optimiza la comunicación directa entre los diferentes miembros del equipo implicado.

Por otra parte, la utilización del software en la nube hace que no sea necesario instalar ningún programa en los diferentes ordenadores. Habitualmente es necesario pagar unas licencias de uso que se suelen establecer en función del número de usuarios y/o de la carga de trabajo. Con ello, la empresa sustituye los costes de inversión por costes variables.

La tecnología en la nube presenta también una clara ventaja frente al software local en lo que se refiere al tema de las actualizaciones. En efecto, con un programa en la nube, el usuario tiene siempre la garantía de estar trabajando con la última versión y todo ello sin sufrir las molestas consecuencias que traen consigo las actualizaciones de los programas instalados en el ordenador o el problema que puede suponer que diferentes usuarios utilicen versiones diferentes.

2018-09-06T11:30:51+00:00
//